Aquellos que no solo “visitan” la iglesia una vez a la semana, sino que realmente “habitan” en ella, es decir, la viven, viven su relación con Dios todos los días de la semana, aunque no estén en la iglesia físicamente el resto de días, aquellos que hacen de la casa de Dios su refugio en oración cada día, son los que perpetuamente, de forma constante, alaban a Dios, le dan gracias por todo lo que ocurre cada día, sea bueno o no tan bueno, porque todas las cosas son para bien. Alaba a Dios todos los días, no solo en la iglesia y verás cómo cambia tu vida diaria. #Promesa Salmo 84:4

Sal84-4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s