No tengamos miedo de acudir a Dios cuando tengamos problemas, incluso si nosotros somos los culpables, los causantes del problema, a pesar de que lo natural sea “huir de Dios”, acudamos a Él. No solo es capaz de enderezar la situación, arreglar el problema, lo más importante, es quien puede perdonarnos y quitar nuestra culpa, porque “Dios es bueno y perdonador, grande en misericordia” para aquellos que le buscan. #Promesa Salmo 86:4-5

Sal86-4-5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s