De nuevo otro Salmo que, sin ser una promesa explícita, implica una gran promesa implícita: Dios está dispuesto a enseñarnos a vivir los días de modo sabio y aprendiendo constantemente. Contar los días, a menudo se refiere a pasar los años revisándolos en la memoria del recuerdo, viendo qué fue bien, qué fue mal, por qué, y aprender de los errores, traer sabiduría al corazón. Dios, lejos de andar reprochando los errores del pasado, se sienta con nosotros para revisar los tiempos pasados y enseñarnos sobre los fallos cometidos con el único fin de mostrarnos cómo vivir mejor la vida que aún nos queda por delante. Cuando recordemos pecados pasados, no nos hundamos en la depresión, ese es el objetivo de Satanás, Dios no quiere eso, sino que aprendamos del error y perdonarnos cuando le confesamos nuestro error. Pero no solo se queda ahí, el hecho de que el salmista pida “enséñanos” implica que Dios está también dispuesto a ir más allá del perdón, y aprovechar los errores pedagógicamente para que no los volvamos a cometer. #Promesa Salmo 90:12

Sal90-12

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s