No debemos olvidar que tenemos ejércitos de ángeles dispuestos a protegernos, a servirnos y a ayudarnos, siempre que actuemos de acuerdo a la voluntad de Dios, es decir, si andamos en nuestros caminos. El camino es la forma de vida, de actuar.

Llama la atención que se indica en “todos” tus caminos, no solo los correctos. Esto no quiere decir que sólo están en los correctos, también en los incorrectos, aunque algunos les cueste entenderlo. Es decir, Dios envía sus ángeles para protegernos de los peligros que no vemos, como cuando no vemos una piedra y tropezamos, siempre que vayamos haciendo su voluntad. Pero si nos desviamos por otro camino (mis caminnos) que no es el de Dios, los ángeles nos acompañan, no para bendecir o aprobar lo que hacemos, sino para evitar que continuemos por esos caminos indebidos llenos de peligros y volvamos atrás (arrepentimiento), a otro Camino sin piedras peligrosas. Por eso dice “en todos tus caminos“. #Promesa Salmo 91:11-12

Sal91-11-12

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s