Clemente y misericordioso es Jehová, Lento para la ira, y grande en misericordia. Bueno es Jehová para con todos, Y sus misericordias sobre todas sus obras […] Sostiene Jehová a todos los que caen, Y levanta a todos los oprimidos. Los ojos de todos esperan en ti, Y tú les das su comida a su tiempo. Abres tu mano, Y colmas de bendición a todo ser viviente. Justo es Jehová en todos sus caminos, Y misericordioso en todas sus obras. Cercano está Jehová a todos los que le invocan, A todos los que le invocan de veras. Cumplirá el deseo de los que le temen; Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará. Jehová guarda a todos los que le aman, Mas destruirá a todos los impíos. (Salmo 145:8, 9, 14-20).

Hoy me he centrado en el Salmo 145. Es un capítulo muy rico en promesas. He encontrado varias promesas, y trataré de comentar un poco sobre cada una.

1. Clemente y misericordioso es Jehová,  Lento para la ira, y grande en misericordia.

Con estas palabras encontramos el paralelo entre gracia y “ira lenta”. La expresión hebrea para “ira” es “aph”, que significa “fosas nasales”. Lento para la ira se describe en hebreo como un Dios con “narices largas”. La imagen que el escritor quiere crear en nuestra mente es alguien (Dios) que inspira mucho aire cuando alguien lo provoca, antes de enfadarse. Una inspiración laaaaaaarga (narices largas). Dios tiene una “mecha lenta” o fosas nasales largas, grandes, que tardan en “llenarse”. Él (casi) nunca terminará de inhalar el aire antes de enfadarse. Por lo tanto, Dios es muy, muy, muy paciente con nosotros.

El otro paralelo es entre la compasión y el amor. Es porque Él nos ama tanto, que es compasivo con nosotros, y por esa razón Dios hará una “larga inspiración” antes de enfadarse con nosotros.

2. Bueno es Jehová para con todos, Y sus misericordias sobre todas sus obras.

Es parte del primer texto, pero me gustaría subrayar las palabras “misericordias sobre todas sus obras”. Cuántas veces queremos ver la justicia instantánea de Dios. Cuántas veces nos comportamos como Juan y Santiago, pidiendo a Dios que haga llover fuego del cielo sobre aquellos a quienes consideramos nuestros “enemigos”. Pero olvidamos que son también criaturas de Dios. Tiene compasión de todo lo que ha creado. Y gracias a esa compasión, ahora soy una nueva criatura, un nuevo creyente. Así que, si Dios ha sido paciente conmigo hasta ahora, otros merecen al menos las mismas oportunidades que me han sido concedidas en su misericordia. Nunca debemos olvidar que TODOS los seres humanos merecen compasión como se nos ha concedido a nosotros hasta ahora, y en lo por venir.

3. Sostiene Jehová a todos los que caen, Y levanta a todos los oprimidos.

Me encanta este texto. Como padre, he sido muy impaciente con mis hijos cuando eran niños pequeños. Recuerdo que a veces cuando alguno de mis hijos se caía comportándose de forma inadecuada, me enfadaba con ellos. Incluso siendo un padre pecador, los levanté, eso sí, indicando que no debían comportarse de esta manera.

Aquí veo un Dios misericordioso que nos ayuda a levantarnos después de caer, y permanecer firmes. Veo la imagen de un Padre que tiene a Su niño agarrado por la mano, y lo sostiene justo en el momento en que él resbala, manteniéndolo sobre sus pies. Y en el peor de los casos, incluso si decidimos soltarnos de la mano de Dios y nos caemos al suelo, afligidos por nuestro dolor y llorando por nuestro error, sometidos, doblegados, Dios vendrá y nos levantará. Ciertamente Él tendrá algo que enseñarnos, pero primero nos ayudará a recuperar nuestra posición.

es-promesa4. Los ojos de todos esperan en ti, Y tú les das su comida a su tiempo. Abres tu mano, Y colmas de bendición a todo ser viviente.

Esta promesa es siempre reconfortante. Dios es el proveedor de todas nuestras necesidades, en el tiempo apropiado. No cuando creemos que lo necesitamos, sino cuando Él sabe que realmente lo necesitamos.

Me gusta la idea de satisfacer los deseos de todo ser viviente, no sólo de los humanos. El problema es que los seres humanos hemos confundido lo que realmente necesitamos con lo que creemos que necesitamos (deseamos).

Con qué frecuencia conseguimos lo que hemos perseguido durante mucho tiempo y, cuando lo tenemos, nos damos cuenta de que no nos sentimos realmente satisfechos. Pensábamos que un coche, una casa, o cualquier otra cosa, llenaría el hueco vacío que sentimos dentro, y después de que lo conseguimos, seguimos teniendo la misma sensación de vacío.

Hemos perdido de vista el verdadero significado de “deseo”. Lo que realmente deseamos es una cosa, y la materialización de lo que podría llenar el vacío es mal entendida. Pero Dios realmente sabe lo que necesitamos, lo que realmente llena nuestro “vacío” y lo que nos satisface, haciendo realidad nuestros deseos.

5.  Justo es Jehová en todos sus caminos, Y misericordioso en todas sus obras. Cercano está Jehová a todos los que le invocan, A todos los que le invocan de veras. Cumplirá el deseo de los que le temen; Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará.

Somos rápidos a la hora de juzgar a otros, incluso a Dios. Con frecuencia no estamos de acuerdo en cómo Dios gestiona algunas situaciones. Volvemos a la idea del punto 2. “Dios debería hacerme justicia y castigar a esa persona”, podríamos pensar. Pero nunca olvidemos que Dios es justo.

Él sabe lo que hace y por qué. Siempre es fiel en todo lo que hace. Él es el único que nunca te traicionará. Incluso cuando vemos a otros que nos han traicionado flagrantemente, sentimos una oleada de rabia pidiendo a Dios “justicia”, y vemos que Dios es “demasiado” misericordioso con los que nos han sido infieles, debemos recordar que Dios gestiona las situaciones de la mejor forma para todas las partes. Él nunca nos traicionará.

Él es el único que siempre será fiel, así que tenemos que confiar en Él y en la manera en que gestiona las situaciones, incluso si no la entendemos. Él no nos está ignorando. Oye y escucha nuestro grito, nuestro dolor expresado en oraciones. Él ve todo y no pierde un punto de lo que sucede en nuestra vida.

6. Jehová guarda a todos los que le aman, Mas destruirá a todos los impíos.

Finalmente, después de toda esta demostración de paciencia, inspiraciones profundas (narices largas), mediación real, no como seres humanos piensan lo que es la mediación, tenemos que recordar que Dios realmente lo ve todo.

Además, Dios observa con interés cada detalle. Él es el único a quien no podemos engañar. Podemos justificarnos ante otros seres humanos, comisiones, comités y cualquier autoridad, pero Dios es el único que no puede ser engañado.

Él vela por aquellos que lo aman, que dicen actuar por Dios y amarlo. Él es el único que puede saber cuáles son las intenciones finales de cada uno de nosotros.

Nosotros, los seres humanos, debemos juzgar según los hechos, pero no podemos juzgar las intenciones (incluso cuando percibimos que no son las mejores), porque es casi imposible juzgar una intención al menos encontramos un hecho que la demuestre. Pero Dios no puede ser engañado, y Él vela por nosotros en todos los aspectos.

Al final, no nos corresponde decidir quién es una persona justa o injusta. Aceptando que todos somos pecadores, todos somos pecadores. No somos nosotros nadie para decidir   quién es el trigo y quién es la mala hierba entre los que profesan ser hijos de Dios.

Tenemos una breve frase final: “pero destruirá a todos los impíos”. Dios ha usado un capítulo entero para describir su misericordia, amor, paciencia, perdón, ayuda, provisión, y mucho más. Al final, después de todos los esfuerzos posibles para salvar a los que han caído, cuando no hay más opción, después de haber quemado el último cartucho, Dios, y sólo Él, decidirá quién será castigado. Incluso eso es una promesa, triste, pero promesa al fin y al cabo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s