No es la condición social o económica con la que hemos vivido o con los “honores” con los que nos hayan enterrado lo que importa más a Dios, sino la forma en la que has vivido. Meditación inspirada en la Iglesia de Provins, ciudad medieval de Francia.

Suscríbete en Instagram: @minutinas

Suscríbete en YouTube: http://bit.ly/minutinas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s