Minutina inspirada en la Sainte Chapelle de París. Una belleza arquitectónica y una obra de arte en las vidrieras fruto del capricho de un rey absolutista. No obstante, y a pesar del origen de dudosa motivación, hoy podemos disfrutar de una verdadera obra de arte y fuente de riqueza. Lo mismo ocurre con nuestros errores, pueden servir para que en un futuro, alguien aprenda de ellos o den lugar a situaciones que Dios pueda aprovechar.

Suscríbete en Instagram: @minutinas

Suscríbete en YouTube: http://bit.ly/minutinas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s