Star Wars (Español)

INTRODUCCIÓN:

Durante el año 2017 hemos celebrado el 500 aniversario d ela Reforma Protestante. Han pasado 500 años desde el momento en el que Lutero clavó las 95 tesis sobre la puerta de la catedral de Wittenberg.

Me pregunto: ¿Cuál fue el gran descubrimiento de Lutero? Muchos coincidirán en que el gran descubrimiento de Lutero fue la justificación por la fe. Inmediatamente me pregunto: ¿Qué es “justificación por la fe”? ¿Qué significa para ti?

« Star Wars »

Para poder comprender correctamente para qué sirve un medicamento, necesitamos comprender en primer lugar y poner en contexto la enfermedad. Hoy no vamos a hablar del origen del mal. Pero necesito recordar que estamos en medio de una guerra universal intergaláctica que afecta al universo entero.

Según Apocalipsis 12:7 « Se desató entonces una guerra en el cielo ». Esa guerra quedó aparentemente en una pausa tras la expulsión de Lucifer y sus ángeles. Según Apocalipsis 12:8 « pero no pudieron vencer, y ya no hubo lugar para ellos en el cielo ».

Esa guerra llegó hasta la Tierra, y en el mismo momento que Adán y Eva aceptaron la lealtad a Lucifer con su declaración unilateral de independencia, puesto que quisieron ser iguales a Dios, y la única forma de lograrlo era comiendo del fruto prohibido siguiendo las instrucciones de Lucifer. Esas acciones tuvieron sus consecuencias.

« El Imperio contraataca (El lado oscuro toma el control): Rehenes »

Cuando Dios creó a Adán y Eva, según Génesis 1:27 « Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios». Pero después del primer pecado, todos hemos sido “creados” a imagen de Adán después de la caída en pecado. Génesis 5:3 dice: « Adán … tuvo un hijo a su imagen y semejanza ».

Según Romanos 5:12 « Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y por medio del pecado entró la muerte; fue así como la muerte pasó a toda la humanidad, porque todos pecaron … »

Satanás mismo presumía de ser quien tenía el control del mundo. Se lo dijo al propio Jesús en ocasión de las tres tentaciones. En Lucas 4:6 Lucifer dijo a Jesús: « Sobre estos reinos y todo su esplendor —le dijo—, te daré la autoridad, porque a mí me ha sido entregada, y puedo dársela a quien yo quiera ».

Después de ese momento en el Edén, toda la humanidad se convirtió en rehén a manos de Lucifer. Según 2 Pedro 2:19 « ellos mismos son esclavos de la corrupción, ya que cada uno es esclavo de aquello que lo ha dominado », y Lucifer ganó la batalla a cada uno de nosotros. Esta situación explica el grito desesperado de Pablo en Romanos 7:15 « Realmente no acabo de entender lo que me pasa ya que no hago lo que de veras deseo, sino lo que detesto » Versículo 24: « ¡Infeliz de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo portador de muerte? » (BLP) Todos somos rehenes, manipulados desde el principio de nuestra existencia.

¿Acaso alguien nos preguntó si queríamos nacer en este mundo? No es justo. Pero aquí estamos, con una mente contaminada afectando cada una de nuestras decisiones, y cada decisión incorrecta es lo que llamamos “pecado”.

No podemos huir de esta situación. Es necesario que alguien desde el exterior nos ayude y nos traiga la libertad. Necesitamos que Alguien nos eche una mano en medio de esta guerra, que nos libere de las garras del diablo. Por ello, en Hechos 26:18 podemos leer que podemos « pasar de las tinieblas a la luz y del imperio de Satanás a Dios ». Las malas noticias son que formamos parte del mal, por lo tanto, somos culpables junto con el mismo que nos ha tomado como rehenes.

« El regrso del (los) Jedi(s) »

En este contexto de guerra Universal, esta « Star Wars », Dios se encuentra en un gran dilema, casi imposible de resolver. Encontramos al que inició toda esta guerra acusando a Dios con dos argumentos opuestos e incompatibles entre sí:

  1. Si Dios es justo, debe cumplir la Ley. Debe castigar a la raza humana. Pero si hace eso, entonces no es un Dios de amor. Todos le obedecerían por miedo.
  2. Si Dios es amor, entonces debe perdonar a la raza humana, y consecuentemente, a Lucifer y sus ángeles. Si no, Dios sería injusto. Así que, podría mostrar Su amor, pero se convertiría en un dictador arbitrario.

En medio de todo este dilema, me encuentro a mí mismo con mis propios problemas, mis errores, mis decisiones equivocadas y todas sus consecuencias. Al mismo tiempo soy una víctima y a la vez culpable de mi propia situación. ¿Cómo podría abandonar el lado oscuro? ¿Cómo podría volver de nuevo a la Luz?

Dios encontró la solución mucho tiempo antes de que el problema llegase. Encontró el camino para poder ser a la vez un Dios de justicia y un Dios de amor.

Dios envió a su Hijo para que tomara nuestro lugar. Jesús sufrió las consecuencias de nuestras decisiones. Al hacer esto, Dios consiguió cumplir ambos objetivos: Hacer justicia, perdonar y amar.

La rebelión contra Dios tiene que ser “castigada”, es decir, dejar que reciba sus propias consecuencias. La independencia de Dios, una existencia independiente de Dios no puede existir. Puesto que Dios es la fuente de toda vida, independizarse de Dios significa “desconectarse” de la fuente de vida. La consecuencia natural es la ausencia de vida, o lo que llamamos “muerte”.

Jesús ocupó nuestro lugar. Él se puso en el lugar que nos corresponde. A causa de esta situación gritó sobre la cruz (Mateo 27:46): « Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? ». Eso fue a causa de la ausencia del Padre, lo que corresponde a la absoluta ausencia de Dios en nuestra vida de pecado. Jesús no pudo soportar esa separación entre el Padre y Él mismo. Fue esta situación lo que causó su muerte. Dios hizo justicia. Cumplió la Ley.

Por otro lado, nos encontramos a nosotros mismos con una segunda oportunidad por delante. Jesús no solo ocupó nuestro lugar, nos dejó Su lugar como un regalo para nosotros. ¡Fue tratado como nosotros merecemos ser tratados, para que nosotros seamos tratados como Él merece ser tratado!

Y esa es la verdadera Justicia de Dios. Los requisitos de la Ley se cumplieron, así como el amor. Y todo ello nos devuelve la libertad, de modo que podemos volver a seguir nuevamente aquel Dios que habíamos desechado desde el principio. Somos declarados inocentes. No porque lo merezcamos, sino porque Dios quiso pagar la cuenta por iniciativa propia, y darnos el ticket ya pagado como un regalo para nosotros. Depende de nosotros aceptar ese regalo, ese Don que Dios nos da libre y gratuitamente.

CONCLUSIÓN

¿Por qué fue este descubrimiento tan importante para Lutero? Comprendió que nosotros no podemos hacer nada en absoluto para poder escapar de esta situación de rehenes, y a la vez, ser declarados inocentes. No podemos hacer nada para ganar nuestra libertad por nosotros mismos.

En su desespero, Lutero descubrió cómo solucionar el problema del Gran Conflicto, y al mismo tiempo, la solución para encontrar de nuevo la vida eterna.

La clave de toda la Reforma no fue solamente el desacuerdo con la iglesia tradicional. Fue la experiencia propia de Lutero. La lucha interna que mantuvo durante años buscando la paz interior intentando lograrla por sus propios medios le llevó a la desesperación. En su desespero sólo le quedaba una única opción: mirar a los ojos del que aparentemente le estaba acusando, para encontrar una realidad absolutamente opuesta. Dios no le perseguía para castigarlo. Dios intentaba alcanzarlo para perdonarlo.

La pregunta fina es: ¿Has tenido ya esta experiencia con Dios? Esa es la clave. Lutero tuvo éxito a la hora de predicar el Evangelio porque lo único que hizo fue compartir su propia experiencia. No solo compartió teología, teoría. Martín Lutero compartió su experiencia, la felicidad que encontró en Jesús.

Comprendió lo que es la Justicia de Dios, y a la vez, descubrió el Amor de Dios. En Jesús todo converge, y todo ello es un maravilloso regalo de Dios para ti.

Muchos dicen que este mensaje lo predican muchas denominaciones, y que nosotros debemos tener un mensaje distintivo, diferente, más específico. Es cierto que tenemos un mensaje más “integral” o “completo”, pero si saltamos esta parte fundamental del Evangelio, nuestro mensaje deja de ser “integral” o “completo” porque le falta un ingrediente básico.

Este mensaje es el primer paso, el primer escalón. Lo fue para Lutero y para cada cristiano sobre la Tierra. Debemos comenzar por compartir esta Esperanza, y después, y sólo después, los demás “ingredientes” del mensaje Adventista (regreso de Jesús y todo lo que conlleva) serán añadidos.

Descarga esta predicación en PDF aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.