El Desafío de “Rompedor”

Lectura Bíblica: Jueces 6:11

Hay una historia en la Biblia, que habla de un muchacho jovencito, el más pequeño de su familia, como vosotros. Pero además, su familia era la más pequeña de todo el territorio. Era el muchacho más pequeño de la familia más pequeña de aquella región.

En aquella época en la que él vivió, había un pueblo que no amaba a Dios, se llamaban Los Peleones[1]. Los Peleones eran gente muy vaga y mala, por eso los llamaban así. Venían al pueblo de Israel y les robaban lo que querían, los dejaban sin comida, les robaban los animales, las herramientas, y todo lo que pillaban. ¿Vemos qué sucedió con ese muchacho? Os lo voy a leer:

“Vino el ángel del SEÑOR y se sentó debajo de la encina que estaba en un pueblecito llamado Cervatillo[2], que pertenecía a un hombre llamado Regalo de Dios[3]. Este hombre, Regalo de Dios, pertenecía a una tribu llamada Mi Padre es ayuda[4]; y su hijo llamado Cortante[5] estaba sacudiendo el trigo en el lagar (el trigo se solía limpiar en lugares abiertos llamados eras, pero por miedo a que lo vieran los Peleones, Cortante se puso a limpiarlo en un lagar, que es un agujero muy grande en el suelo donde se hacía el zumo de uva, así en el agujero nadie lo veía y no vendrían a robarle la comida).

Entonces ese ángel de Dios se apareció a Cortante y le dijo:

– Dios está contigo, valiente.

Y Cortante le respondió:

– Perdón, si Dios está con nosotros, ¿cómo es que nos ha venido encima todos estos problemas? ¿Dónde están aquellos milagros que hizo Dios, como cuando nos sacó de Egipto? Yo creo que Dios ya no está más con nosotros, y no nos quita de encima a los Peleones.

Entonces el ángel de Dios, que era Jesús, se giró, le miró a los ojos y le dijo:

– Vete, y tal y como eres serás capaz de librar a Israel de los Peleones, porque yo te envío.

Entonces Cortante le dijo:

– Perdón, pero ¿cómo voy a librar yo a Israel de los Peleones? Precisamente mi familia es la más pequeña de la tribu, que además se llama Casi Olvidada[6], y para colmo yo soy el hermano más pequeño de mi casa.

Entonces le dijo el Señor:

– No te preocupes por eso, yo te acompaño en todo momento, y podrás librarte de los Peleones, como si fueran muy pocos.

Esta historia que os he contado, es la historia que los mayores conocen como la historia de Gedeón y los Madianitas. O lo que es lo mismo, Cortante y Los Peleones. Se encuentra en Jueces 6:11 – 16.

Dios desafió a Cortante para que fuese una persona importante, para que hiciese algo por Dios y por sus hermanos. Dios sigue buscando jovencitos como Cortante hoy en día. Vosotros sois los más pequeños de la iglesia, y al igual que Cortante, vuestro trabajo parece que está escondido, como cuando él trabajaba en aquel agujero del suelo. Pero yo sé que trabajáis duro en la iglesia.

Lo que hoy hacemos es deciros a vosotros jóvenes, y al resto de la iglesia, que tenéis que tener más protagonismo, no sólo el mes de la juventud, sino todo el año. Hoy quiero desafiaros a ser niños y niñas, jóvenes que quieran ayudar en la iglesia, en sus casas, en la escuela, en la calle. Debéis ser como Cortante que, a pesar de ser pequeño, Dios lo consideró útil para hacer cosas grandes. Vosotros haréis cosas grandes en el futuro.

Jesús prometió a Cortante que estaría con él siempre. Jesús también nos prometió estar con nosotros siempre. Jesús prometió a Cortante que podría librarse de esos Peleones.

Jesús nos promete hoy que nos ayudará a conseguir cualquier cosa que le pidamos. Vosotros sois los más pequeños o más jóvenes de la iglesia, pero eso no quiere decir que seáis los menos importantes. Vosotros podéis hacer muchas cosas por los demás, y os desafío, aquí y ahora, a que, no solo el mes de la juventud, sino en todo el año que tenéis por delante, seáis como Cortante, jovencitos valientes que hagan lo que se les pida, que sean obedientes a Jesús y a los padres, y a aprender nuevas cosas y especialidades.

¿Aceptáis el desafío?

¿Queréis ser como Cortante, personas que trabajen para Dios?

Entonces seguid trabajando en la iglesia, por la iglesia, para la iglesia, como hasta ahora, e invitad a vuestros amigos a que vengan con vosotros.

Que Dios os bendiga, ¡Exploradores!

[1] Madianitas

[2] Ofra

[3] Joás

[4] Abiezer

[5] Gedeón.

[6] Manasés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.