Tempestades que conmemoran un hito

El cambio climático es un hecho constatable, pero difícilmente mesurable. Sin embargo, “no hay nada nuevo debajo del sol” (Eclesiastés 1:9), ya que el cambio climático ocurre desde los días del diluvio, salvo que en este siglo se está acelerando un proceso ya de por sí natural. Son señales de una aproximación al, cada vez más próximo, reencuentro con nuestro Salvador Jesús.

En medio de las noticias de inestabilidad política internacional, climática y de catástrofes naturales en todos los medios, en el seno de nuestra iglesia nos llegan voces alarmadas y alarmantes sobre el consejo de fin de año de la iglesia mundial. Este año, la Asociación General de la Iglesia Adventista del Séptimo día, ha celebrado su consejo de fin de año en “el arroyo de la batalla” o Battle Creek.

Battle Creek ha sido siempre un lugar emblemático para la historia de la Iglesia Adventista. El lector va a encontrar cuatro artículos en esta revista muy enriquecedores desde el punto de vista histórico. En aquella época, las tensiones internas dentro de nuestra iglesia eran manifiestamente importantes. A pesar de las diferencias, los creyentes de aquella época nos dieron un gran ejemplo de coraje y compromiso con la Obra.

A pesar de no estar de acuerdo en muchos puntos administrativos, incluso teológicos en algunos casos, estaban dispuestos a dar su vida por la predicación del Evangelio. Eso era lo que mantenía a la Iglesia de Cristo unida en la diversidad.

Ya Pablo se discutía con Pedro (Gálatas 2:11-14) y con Bernabé (Hechos 15:39) incluso después de haber defendido juntos una misma causa (Hechos 15:12). No sabemos cómo se hizo el seguimiento del voto del primer concilio de la Iglesia. El resultado fue, sin duda, una iglesia más fuerte, guiada por el Espíritu Santo, camino de una futura victoria eterna.

La Iglesia Adventista ha sido y es el instrumento escogido por Dios para proclamar el último mensaje de Esperanza a este mundo. A pesar de las tensiones cíclicas dentro de la iglesia, mi pregunta es, ¿estará usted dentro de las filas de la iglesia cuando llegue la victoria?

Descrarga este artículo en PDF.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .